CELSA GROUP


CELSA GROUP

ANNA CASALS - HEAD OF INNOVATION

 

 1. ¿Cuál es la actividad de Celsa Group? ¿A qué sectores dirigís vuestros productos y servicios? 

 
CELSA Group es una de las industrias siderúrgicas europeas líderes en productos largos de acero, el más diversificado e integrado verticalmente. Contamos con seis grandes grupos empresariales con acerías, trenes de laminación, plantas transformadoras, empresas de distribución, de servicios y recicladoras. 
 
Nuestra visión se basa en ser líderes en soluciones para el cliente alrededor del acero y prestamos servicio a múltiples sectores, entre ellos construcción, automoción, agricultura, oil&gas, construcción, naval y energía. 
 
Nos encontramos entre los primeros puestos en las cuatro categorías de Corrugados, Alambrones, Secciones estructurales y Barras comerciales. Actualmente, contamos con más de 9.400 empleados en todo el mundo y estamos presentes industrialmente en Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Noruega, Polonia, Suecia y Reino Unido.
 
 
2. ¿Nos puedes dar algún dato que nos dé alguna idea del tamaño de la empresa y alcance de su actividad? 
 
En CELSA Group nos enorgullece poder destacar que somos un importante motor de creación de empleo, ya que nuestra actividad genera más de 23.556 puestos de trabajo de forma directa e indirecta.  Además, representamos el 1% de la ocupación del sector industrial español, teniendo en cuenta puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos, y el 1,2% del PIB industrial en España.
 
Otra magnitud que nos gusta destacar es que reciclamos cada año ocho millones de toneladas de chatarra férrica, lo que supondría fundir una fila de automóviles que daría la vuelta al mundo. Este hecho pone de relieve el compromiso de nuestro Grupo con el medio ambiente y su implicación en el impulso de modelos alineados con la economía circular. 
 
 
 
3. ¿Cuál es el peso de los mercados internacionales en vuestras ventas?
 
La internacionalización es una de las señas de identidad de CELSA Group. Con la entrada del nuevo milenio, el Grupo inició la expansión internacional a través de la creación de CELSA Steel UK en Cardiff, Reino Unido; y CELSA Huta en Ostroweic, Polonia. 
 
Tras la creación de ambas compañías, la proyección internacional continuó ampliándose con la puesta en marcha de CELSA Nordic, compuesta por diversas empresas transformadores ubicadas en distintos países del norte de Europa, y CELSA France, situada en Bayona. Posteriormente, ampliamos nuestra presencia en el Reino Unido e Irlanda con la adquisición BRC, ROM Group y Express Reinforcements.
 
El éxito de todas estas operaciones nos ha llevado a tener, hoy, 120 sedes repartidas en todo el mundo y a vender el 80% de nuestros productos fuera de España. 
 
 
 
4. ¿Cuáles son los hechos/hitos que destacarías en vuestra trayectoria reciente? 
 
Acabamos de anunciar que vamos a iniciar las obras para la construcción de un nuevo tren de laminación en las instalaciones de CELSA France. Su desarrollo supondrá la consolidación del mayor complejo siderúrgico de todo el sur de Francia gracias a una inversión de 60 millones que, en paralelo, permitirá generar 420 nuevos empleos, 140 de los cuales de forma directa. Esta iniciativa supone un proyecto de gran valor estratégico para el Grupo ya que nos permitirá mejorar nuestra capacidad de acceso al mercado francés y al Benelux, al tiempo que conseguimos un mayor acercamiento al cliente final y mejoramos la competitividad de nuestra actual acería de Boucau-Tarnos.
 
Por otro lado, el pasado mes de abril, CELSA Group fue reconocida dentro de la categoría “Innovación tecnológica para la fábrica del futuro” de los Factories of the Future Awards gracias al proyecto de innovación I-SCRAP, basado en la clasificación de materia prima mediante visión artificial para impulsar una mejor toma de decisiones. Este hito pone de relieve que nuestra apuesta por la Industria 4.0 está dando frutos y supone un reconocimiento a los esfuerzos destinados para impulsar nuestra competitividad y eficiencia mediante la incorporación de tecnologías innovadoras. 
 
 
 
 
5. En la evolución reciente de la empresa… ¿cuál ha sido el papel que ha jugado la implantación de mejoras en la organización del trabajo y de la producción? 
 
Hemos realizado una apuesta importante por la consolidación de un modelo de integración vertical con el objetivo de ser capaces de aglutinar todo el proceso de desarrollo de producto acabado y toda la cadena de valor incluyendo, por ejemplo, la compra de chatarra y la transformación de esta. Nuestro objetivo es consolidarnos como un Grupo de servicios de referencia en torno al mundo del acero. 
 
La apuesta por la integración vertical nos ha permitido, entre otras ventajas, ahorrar costes, incrementar el valor añadido de los productos fabricados, ampliar la diversificación de ventas y tener una mayor interacción con el cliente final, fomentando así la competitividad de la compañía. 
 
Otro elemento importante ha sido la apuesta por utilizar hornos de arco eléctrico para la producción de acero en todas nuestras instalaciones, ya que suponen la tecnología más eficiente desde el punto de vista medioambiental. De esta manera, contribuimos a una mejor gestión de recursos y a una significativa reducción de las emisiones. Además, todas las plantas siderúrgicas de CELSA Group cuentan con la Marca Sostenibilidad Siderúrgica, otorgada a empresas fabricantes de acero con estrategia de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y concienciación por el entorno. 
 
 
6. En particular, ¿qué papel ha jugado la incorporación de tecnologías INDUSTRIA 4.0 en la evolución de la empresa en los últimos años y qué importancia tiene en vuestro Plan Estratégico el ser más digitales? 
 
Somos un Grupo que se ha caracterizado por haber sido capaz de identificar que la disrupción tecnológica tendría un papel trascendental a corto y medio plazo, también dentro del mundo del acero. En esta línea, durante los últimos años hemos incrementado notablemente nuestros esfuerzos en innovación e Industria 4.0. 
 
En CELSA Group hemos llevado a cabo diferentes proyectos que nos han permitido disponer de datos fiables para poder avanzar hacia el desarrollo de productos de mayor valor añadido y fomentar una mejor toma de decisiones; con el objetivo de convertirnos en una empresa más competitiva. Por poner un ejemplo, además del ya mencionado proyecto I-SCRAP, somos impulsores de la iniciativa Data Driven Steel, que fue galardonada con un accésit del Premio Industria 4.0, organizado por la Comisión Industria 4.0 de Ingenieros de Cataluña.  Se trata de un programa de monitorización inteligente de las plantas siderúrgicas del Grupo mediante una plataforma basada en el IIoT (Industrial Internet of Things) diseñada en colaboración con la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC). 
 
 
 
7. ¿Qué inconvenientes más importantes habéis encontrado y qué errores creéis que habéis cometido al implantar nuevas metodologías y tecnologías en las áreas de operaciones? 
 
En CELSA Group entendemos que el error forma parte del proceso de aprendizaje e intentamos positivizarlo. Hemos ido introduciendo de forma progresiva nuevas metodologías y tecnologías innovadoras, pero somos un Grupo de gran tamaño, con más de 9.800 empleados y presencia industrial en ocho países. 
 
Por tanto, la complejidad propia de nuestra dimensión es, entre comillas, el principal inconveniente que nos encontramos a la hora de poder introducir nuevas metodologías. Para solventarlo, apostamos por trabajar de forma progresiva esta incorporación de nuevas metodologías, realizando pruebas piloto mediante las cuales comprobamos su fiabilidad y beneficio en una determinada unidad o área. Una vez testada esta nueva metodología o tecnología innovadora, se valora y fomenta su expansión al conjunto del Grupo. 
 
 
 
8. ¿Por qué creéis que vuestra evolución en los últimos años puede considerarse como una buena práctica?
 
La de CELSA es una historia de éxito construida sobre los pilares de la innovación, el compromiso con los clientes y el respeto por el entorno. Con presencia en doce provincias españolas a través de veintiocho centros productivos, nos situamos entre las diez principales empresas de origen familiar en España por volumen de facturación, así como entre las quince primeras compañías industriales en nuestro país. 
 
Hoy, además, somos uno de los principales ejemplos de internacionalización de una empresa familiar en el segmento industrial, estando presentes en Dinamarca, Finlandia, Francia, Noruega, Polonia, Suecia y Reino Unido. Además, nuestra apuesta por la innovación y por la industria 4.0 nos ha permitido ser más eficientes y sostenibles en todas nuestras operaciones. 
 
En un contexto tan complejo para el sector siderúrgico e industrial como es el actual, en el que nos encontramos con grandes retos, como los elevados costes energéticos y un contexto de guerra comercial a escala global, podemos afirmar que CELSA Group es una compañía sólida y que dispone de las herramientas necesarias para afrontar el futuro con garantías. 
 
 
9. ¿Qué aconsejarías a otras empresas que no tienen claro de qué manera afrontar la digitalización? 
 
El principal consejo es que tengan claro que la transformación digital es un elemento indispensable para poder seguir siendo competitivas en el futuro, independientemente del sector de actividad en el que operen y del público al que se dirijan. 
 
En paralelo, es vital tener muy claro cuál es el foco y la cultura de la organización para determinar en qué medida se deberá afrontar la resistencia al cambio. Este supone un aspecto clave para ser capaces de trazar una estrategia adecuada y adaptada a la realidad de la compañía con el fin de incorporar, de forma progresiva, tecnologías digitales.  
 
Para finalizar, es fundamental buscar socios tecnológicos con los que construir una relación de confianza duradera en el tiempo y así poder implantar proyectos de riesgo tecnológico con garantías de éxito.
 
 
CELSA GROUP