JORDI PORTELLA

DIRECTOR GENERAL - BESTPLANT

 

 

1. ¿Cuál es la actividad de Bestplant? ¿A qué sectores dirigís vuestros productos y servicios? ¿Cuándo se creó la empresa y en qué contexto?

Bestplant es una solución innovadora de software y servicios para la mejora operacional de los procesos productivos y orientados a la mejora de la competitividad de nuestros clientes.

En cada caso, analizamos, definimos y ponemos en práctica una Solución Integral de Soporte a la Mejora Continua basado en nuestra metodología de trabajo y combinando productos y servicios en función de las necesidades de cada caso.

Nuestra probada experiencia industrial de más de 20 años en Ingeniería de Producción y la adopción de nuevos procesos y tecnologías que aporta la Industria 4.0, aseguran un resultado efectivo desde la fase de diseño hasta la mejora continua de sus procesos.

Nuestras soluciones se adaptan a diversos sectores de actividad, pero siempre centrados en la ingeniería y planta productiva.

 

2. ¿Qué soluciones innovadoras ofrecéis a las empresas que persiguen mejorar sus niveles de productividad?

Por lo general, nuestra propuesta de soluciones siempre combina productos de software con servicios de integración y de acompañamiento al cambio. Esto favorece una integración más efectiva con los equipos del cliente y una mayor efectividad en las soluciones propuestas.

Las soluciones Bestplant se basan en 3 áreas complementarias de conocimiento:

a) Soluciones Digitales - Suite completa de aplicaciones para la mejora constante de los procesos de producción a través de la definición de estándares de trabajo, seguimiento en tiempo real de la efectividad y seguimiento de las acciones de mejora.

b)  Acompañamiento al Cambio - Conjunto de servicios y una metodología pensada para un despliegue efectivo de nuevos planes industriales y de mejora, asegurando la transición cultural y transferencia de conocimientos.

c) IoT y Servicios de Integración - Servicios de integración para conectar múltiples fuentes de datos y dispositivos, a fin de proporcionar un ecosistema industrial común que mejore los procesos analíticos y soporte las decisiones.

La combinación de nuestros productos y servicios nos permite actuar en diferentes procesos clave de planta y que impactan de forma significativa su “transformación digital”

 

 

 

3. ¿Consideráis que las empresas están apostando suficientemente por la digitalización?

Ante todo me gustaría remarcar que la digitalización no es el objetivo, se trata de un medio para conseguir otros objetivos de negocio, que son los que priman las inversiones en la industria.

La realidad es que el modelo de negocio para la mayoría de sectores de mercado está cambiando. Estábamos acostumbrados a primar la productividad y la fabricación en volumen de productos, cuando el mercado actual está pidiendo una mayor personalización de estos productos y unos plazos de entrega más variables y cortos.

Esta realidad es la que está determinando las inversiones en proyectos de cambio y adaptación a esta nueva situación. De nuestra experiencia, estamos viendo dos áreas de interés cada vez más importantes:

-  La redefinición de procesos de producción en vistas a reflejar este incremento de referencias y productos configurados, manteniendo al máximo unos estándares de trabajo propios, con costes y un flujo logístico interno controlados. 

- Mejora del pilotaje en planta desde la planificación de actividades a la entrega de producto final. Los métodos clásicos de planificación y seguimiento de producción empiezan a no estar adaptados a tanto cambio de actividades en planta, con lotes cada vez más pequeños, con mucha variabilidad de componentes de compra, ineficiencia de recursos, etc.

Estas necesidades de negocio son las que están orientando a las empresas a considerar la “digitalización” como un medio para mejorar un buen número de ineficiencias en planta. El hecho de poder contar con información rápida, fiable y conectada con los diferentes sistemas de información, son elementos básicos para el soporte de este nuevo modelos de negocio.

 

4. ¿Está preparado nuestro tejido industrial para llevar a cabo una efectiva “transformación digital”?

Yo pienso que efectivamente las empresas están preparadas para una “transformación digital”, de la misma manera que ya han realizado otros cambios significativos en sus organizaciones para responder a necesidades de mercado.

Lo más importante para que esto ocurra, es validar y reconocer que para mantener su nivel competitivo en mercados cada vez más globales, tienen que hacer algo. El coste asociado a una estructura poco adaptada, la falta de flexibilidad operativa, poca polivalencia del personal… requiere un cambio de enfoque en producción en vistas a reducir los niveles de ineficiencia de procesos, planificar y organizar el trabajo diferentemente, mejorar el pilotaje en tiempo real del “working process” e iniciar un cambio en la cultura de la empresa hacia la mejora continua.

Este reconocimiento les llevará a replantearse nuevos retos en la organización de planta, logística interna y sistemas de información, donde el concepto “digital” primará como eje de transformación de la empresa.

Estamos viendo una mayor sensibilización con estos temas y poco a poco todo el tejido industrial va adaptándose a una nueva realidad del mercado. Esta transición está dejando de ser una ventaja de mercado para pasar a ser una necesidad competitiva.

 

5. ¿Cuál es el error más común que suele cometerse en la implantación de tecnologías Industria 4.0 en general y en vuestra área de especialización?

Personalmente me cuesta hablar en términos de error. Hay diferentes aproximaciones al problema, pero insisto en mi anterior punto, si no hay una validación y aceptación clara por parte de una empresa que tiene que abordar cambios de calado en su forma de trabajar para seguir siendo competitivo, seguramente escogerá una vía de poco recorrido.

En este momento hay una gran variedad de soluciones y tecnologías que pueden adaptarse a las diferentes necesidades de mercado. El problema principal no será de tipos tecnológico.

La empresa debe centrar muy bien su punto de partida, fijar los objetivos, determinar el alcance del proyecto y planificar un despliegue de acuerdo con sus posibilidades.

Se trata de una carrera de fondo que implicará un cambio de cultura en el trabajo, cuestionándoselo todo, y sentar las bases para una política de mejora continuada de productos y procesos.

 

 

6. ¿Qué aconsejarías a una empresa que quiere poner en marcha un plan estratégico para la digitalización de sus procesos, productos o servicios?

De entrada ser conscientes que se trata de un plan estratégico que ayudará a la empresa a mantenerse competitiva y ganar en flexibilidad y respuesta rápida a la demanda. Todos los esfuerzos han de ir en esta dirección, y la “digitalización” será un soporte, ya vendrá por sí sola.

En Bestplant tenemos una Metodología de definición y despliegue basada en 4 pilares fundamentales: Objetivo, Medición, Plan y Despliegue. El análisis debe cubrir todas las facetas del ciclo de producción, desde las fases de industrialización y definición de procesos, hasta la mejora continua de los mismos.

Se trata de proyectos que hay que inscribir en la duración, de forma que es mejor una planificación de despliegue con poca intensidad, pero con continuidad en el tiempo.

Un aspecto importante que me gustaría destacar, es que estos proyectos de “digitalización” no son exclusivos de grandes empresas. El tamaño no es un condicionante o un limitador para este tipo de proyectos estratégicos, todo lo contrario, puede ser un dinamizador de oportunidades en la cadena de valor y abrir nuevos mercados a la pequeña empresa.

 --------------------------------------------------------------------------

 
 
Contacto: Mara Belluco
 
Teléfono: 93 579 31 40
 
 
 
-