Noticias / Novedades


El comercio exterior del metal catalán en enero-mayo 2018

Julio 2018 | General

En los meses de enero-mayo de 2018, el metal catalán generó unos ingresos por exportaciones superiores a los 12.000 millones de euros. Esta cifra supone un crecimiento del 8,2% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, por lo que se registra un aumento del ritmo de crecimiento de las ventas al exterior en relación al 2017 (5,5%).

El valor de las compras del metal catalán realizadas al exterior también ha aumentado, superando los 15.000 millones de euros, un 7,3% más que en enero-mayo 2017, manteniéndose la tasa de incremento registrada en el mismo periodo del año anterior.

Como resultado, el déficit comercial del sector se ha aumentado en enero-mayo 2018 respecto a enero-mayo 2017, aunque no de forma significativa. Concretamente, se sitúa por encima de los 3.000 millones de euros, frente a los más de 2.900 millones de euros de déficit registrados en los primeros cinco meses del 2017.

El mayor déficit lo concentra la fabricación de máquinas y aparatos mecánicos, que presenta 1.211 millones de euros de saldo comercial negativo en los cinco primeros meses del año. Este importe es superior al correspondiente al ejercicio anterior, como resultado de que la subida de las importaciones ha sido más intensa que el incremento de las exportaciones.

La fabricación de aparatos y material eléctrico reduce el déficit de su balanza comercial en relación a enero-mayo de 2017 en cerca de 253 millones de euros y se eleva a 716 millones de euros.

A continuación, el subsector que presenta un saldo comercial negativo más elevado es la fabricación de aparatos ópticos, medidas y médicos, que alcanza los 691 millones de euros, aumentando su déficit comercial frente al 2017, como resultado de que reduce algo sus ventas al exterior mientras que las importaciones se mantienen estables.

El subsector de fabricación de vehículos automóviles y tractores, que concentra los principales ingresos por exportación del sector (cerca de 5.800 millones de euros en enero-mayo), ha generado un saldo negativo de su balanza comercial de más de 21.000 millones de euros en los cinco primeros meses del año, frente a un superávit cercano a los 112.000 en el mismo periodo del ejercicio anterior. En enero-mayo 2018 se ha producido un aumento tanto de las exportaciones como de las importaciones de vehículos en relación a enero-mayo de 2017, pero el incremento de las compras ha sido algo más intenso que la subida de las ventas a los mercados exteriores. Esta situación ha producido un saldo negativo de la balanza comercial de este subsector, clave para la industria catalana y que en los últimos ejercicios había presentado superávits comerciales.


Fuente: ICEX y CEAM