Noticias / Novedades


El comercio exterior del metal catalán en enero-julio 2018

Octubre 2018 | General

En los meses de enero-julio de 2018, el metal catalán generó unos ingresos por exportaciones cercanos a los 17.000 millones de euros. Esta cifra supone un crecimiento del 6,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior y registrándose un aumento del ritmo de subida de las ventas al exterior en relación al 2017 (4,3%).
A nivel de toda España el sector exportó por valor de 73.252 millones de euros, un 2,5% más que en enero-julio del 2017.

En cuanto a los destinos de las exportaciones del metal catalán hay que destacar un aumento importante en los primeros siete meses del año de las exportaciones dirigidas a África, el 35%, frente al crecimiento del 4,4% registrado el ejercicio anterior en los mismos meses del 2017. Las ventas a Europa, el 76% del total, aumentan pero a un menor ritmo, el 6%, mientras que las destinadas a América, siguen creciendo, pero también a un menor ritmo que en el ejercicio anterior (2,6%). En cambio, caen, un 3,1%, las ventas dirigidas a Asia (crecieron el 6,2% en enero-julio de 2017 en relación al 2016).

En Cataluña, los productos más exportados, los vehículos automóviles, han generado en el periodo considerado unas ventas al extranjero próximas a los 8.000 millones de euros (el 46,1% del total), un 7,7% más que en el ejercicio anterior, lo que representa un aumento del ritmo de crecimiento en relación al 2017. Le sigue la construcción de maquinaria y aparatos mecánicos, alcanzando 2.866 millones de euros de exportación. Cantidad que supera en un 4,5% la obtenida en los siete primeros meses del año 2017. La metalurgia y fabricación de productos metálicos generaron unas ventas exteriores de 2.769 millones de euros (un 6,3% más que en enero-julio del 2017). Le sigue la fabricación de aparatos y material eléctrico, que ha vuelto aumentar sus ventas a los mercados exteriores, en un 9%, superando los 2.600 millones de exportaciones, mientras que en enero-julio 2017, había bajado en un 4% sus exportaciones.

El valor de las compras del metal catalán realizadas al exterior también ha aumentado en enero-julio 2018, superando los 21.600 millones de euros, un 9,8% más que en enero-julio 2017, creciendo la tasa de incremento registrada en el mismo periodo del año anterior (fue del 6,0%). Suben, sobre todo, las compras a América (el 17%) y a Europa (el 12,7%).

A nivel de toda España también se incrementan las compras del metal al exterior, pero a menor intensidad, el 5,4%, lo que ha supuesto en enero-julio 2018, unas importaciones por valor de 78.295 millones de euros.

Por subsectores, en Cataluña hay que destacar un aumento importante de las importaciones de vehículos automóviles (37,7% de las compras al exterior del metal catalán), que alcanzan un valor de 8.153 millones de euros. Esta cifra representa un incremento de las importaciones del 17%. Las compras al exterior de máquinas y aparatos mecánicos ocupan la segunda posición entre los productos importados. En enero-julio se han situado en cerca de 4.600 millones de euros (el 8% más que en el 2017). Los aparatos y material eléctricos alcanzan unas importaciones en los siete primeros meses del 2018 de 3.666 millones de euros, prácticamente la misma cifra que en el mismo periodo del 2017.

Como resultado del comportamiento de las exportaciones e importaciones, el déficit comercial del sector en Cataluña se ha incrementado en enero-julio 2018 respecto a enero-julio 2017. Concretamente, se situó por encima de los 4.700 millones de euros, frente a los 3.800 millones de euros de déficit registrados en los siete primeros meses de 2017. Por tanto, el sector ha dado un salto importante en su ya tradicional desequilibrio comercial, que, de todos modos, había experimentado un claro retroceso en los años de crisis.

De lo anterior se deduce, que el metal catalán no está siendo capaz de cubrir de forma suficiente la demanda interna, en particular, de bienes de inversión con un componente tecnológico elevado. De hecho, los productos que han generado un mayor saldo negativo de su balanza comercial son la construcción de maquinaria y aparatos mecánicos y la fabricación de aparatos y material eléctrico. Aunque este subsector ha visto rebajar algo su déficit comercial, como resultado de que ha tenido lugar un incremento de las exportaciones mientras que las importaciones se han mantenido estables.

El subsector de fabricación de vehículos automóviles y tractores ha generado un saldo negativo de su balanza comercial de 356 millones de euros en enero-julio de 2018, frente a los 275 millones de euros de superávit registrados en el los mismos meses del 2017.

 

Fuente: ICEX y CEAM